Informe anual del Observatorio: Sin derechos, más vulnerabilidad social al VIH

informe

“Vivir con el VIH no es sencillo. No es solamente una cuestión médica, cuando vives con VIH encuentras obstáculos dentrode la sociedad y renuncias a hacer cosas por temor a ser rechazado. En el día a día he descubierto cómo las cosas más sencillas se convierten en un auténtico reto y, a diferencia del resto de la gente, no puedo hacer preguntas porque supondría revelar mi estado serológico, afirma David (nombre ficticio), estudiante de 23 años, una de las más de 1.200 personas que han sido atendidas en los últimos años por el servicio gratuito de Asesoría Jurídica del Observatorio de Derechos Humanos de REDVIH.

El último año ha estado marcado por la pérdida de derechos, muy especialmente en el ámbito laboral, en el sanitario y en las prestaciones sociales. En el caso de las personas con VIH, esto ha representado aumentar sus retos y dificultar un poco más su día a día.

Así lo refleja el Informe de Consultas 2012 del Observatorio de Derechos Humanos de la REDVIH, que entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2012 ha atendido 163 casos de vulneración de derechos hacia personas con VIH. El principal ámbito de consulta, un año más, ha sido el empleo (24%), casi a la par de la atención sanitaria (23%), el acceso a seguros (17%), situaciones vinculadas con la administración (15%), rechazo en la vida cotidiana (8%), disfrute de servicios de bienestar social y vida familiar (6%) y en menor medida la educación (1%).

“En España todavía te niegan el acceso a los seguros y la obtención de un crédito por tener VIH. Además, el gobierno no ha hecho nada para terminar con las exclusiones en oposiciones como las de la policía nacional y la guardia civil. Siguen vulnerándose los derechos de las personas con VIH en los ámbitos centrales de sus vidas: salud, sustento económico y relaciones personales. Apelamos a la responsabilidad de los poderes públicos para hacer frente a esta situación y proveer de los recursos necesarios a la sociedad”, dice Marco Imbert, miembro del Grupo de Derechos Humanos de REDVIH.

Entrando en mayor detalle en los temas de las consultas, el informe revela que los casos vinculados al mundo del empleo, principalmente se refieren a situaciones de despido, realización del test del VIH en pruebas de acceso y revisiones médicas (a veces sin autorización), violaciones de la confidencialidad, cambios en las condiciones laborales, barreras para optar a puestos de trabajo o negativas a renovar contratos. Incluso en un caso, explica Marco Imbet, el jefe tras conocer que su empleado tenía VIH le llegó a decir: “te haré la vida imposible hasta que te marches.”

En el ámbito de la sanidad, los casos más habituales han tenido que ver con la ruptura de la intimidad y el derecho a la confidencialidad, realización de la prueba sin consentimiento, tratos vejatorios y, muy especialmente, las dificultades para recibir el tratamiento a partir de la aplicación de reforma sanitaria que, tras un año en vigor, ha excluido a miles de inmigrantes del sistema sanitario, con las consecuencias que ello conlleva en el caso del VIH y el sida.

“Las ONG del VIH hemos solicitamos incansablemente al Gobierno que se garantice el respeto a los Derechos Humanos y el acceso igualitario a los servicios de atención y asistencia socio-sanitaria en todo el territorio y para toda la ciudadanía, por tanto, sin exclusión de las personas inmigrantes no regularizadas, no solo por motivos solidarios y de justicia social sino también de salud pública, especialmente evidente en el caso de la infección por VIH. No obstante, el silencio es la respuesta del Gobierno ante una reforma sanitaria que desde su publicación ha dado indicios de ser improvisada”, dice el activista.

En este último aspecto, el Observatorio ha atendido al personal médico que no sabía cómo actuar ante el dilema ético de negar la atención y también hemos apoyado a las personas inmigradas con VIH que, al no tener su situación administrativa regularizada, se encontraban ante el abismo de no poder costearse una medicación vital.
“Junto a la formación, el activismo y la sensibilización, la orientación legal gratuita es una herramienta fundamental que usamos para apoyar a las personas que experimentan trato discriminatorio por tener VIH”, explica Héctor Fortuny, miembro de REDVIH.

Pese al escaso apoyo económico que ha recibido de la administración central, el Observatorio de Derechos Humanos de REDVIH ha empleado todos sus esfuerzos para seguir ofreciendo el servicio gratuito de Asesoría Jurídica y promoviendo todas aquellas actividades que nos puedan llevar hacia una sociedad más justa. “Deseamos que el informe que presentamos, pueda ser una herramienta en manos de activistas y entidades sociales para hacer incidencia política y unir esfuerzos en una misma dirección: la defensa y el respeto de los derechos humanos”, comenta Héctor Fortuny, quien además explica que una de las iniciativas que han puesto en marcha desde la organización ante la poca sensibilidad de la administración es la campaña de captación de fondos echanosunamanita.org, a través de la cual empresas y particulares pueden hacer sus aportaciones para que el Observatorio de Derechos Humanos sea sostenible y pueda seguir prestando sus servicios. Todo “Por una VIHda con derechos”.

Descargar el Informfe 2012 (PDF)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s